Después de lo escrito el otro día sobre un auto del juez Grande-Marlaska, este ha rectificado y ha pedido disculpas al pueblo gallego alegando un error en la transcripción del auto, dado que él se ha disculpado y que yo me sobrepasé en aquel articulo, estaba especialmente cabreado ese día por otras cosas y lo pagué con Grande-Marlaska, por ello quiero pedir perdón.
“Aprovecho la presente, aún cuando quizás no sea el vehículo más adecuado, al objeto de trasladar mis disculpas al conjunto de partes procesales y de terceros que hayan podido ver afectados sus especiales sentimientos de pertenencia a la cultura gallega”, dice el juez.

Grande-Marlaska destaca también “su más alto respeto al conjunto de idiomas con reconocimiento oficial en España”. Añade que una muestra de ello es el hecho de que en esta causa decidió designar por iniciativa propia un intérprete al conocer la procedencia de los imputados.

Anuncios