Al final Tomás Delgado Bartolomé ha retirado la demanda contra los padres de Enaitz en la que les solicitaba 20.000€ como compensación por los desperfectos que sufrió su coche y por el alquiler de uno mientras esta estaba en el taller, tras haber atropellado a su hijo. La repercusión del caso en Internet y todas las muestras de apoyo a la familia han conseguido que este desalmado retirase la demanda, desde aquí tomaré cada una de las cientos de visitas que he recibido estos días por el caso como una muestra de apoyo a la familia a la que aun le queda afrontar el juicio contra Tomás Delgado Bartolomé, que ha reabierto la fiscalía  raíz de la repercusión mediatica del caso.
Desde aquí expresar una vez más mi apoyo a la familia de Enaitz y espero poder escribir la segunda parte de este post una vez Tomás Delgado Bartolomé, el culpable de la muerte de su hijo, sea condenado.

Anuncios