Buscando información sobre el caso leo en el blog Dicky del Hoyo, unos ineresantes fragmentos de diversos articulos de como internet se ha movilizado en ayuda de esta familia  que reproduzco a continuación.

Internet se moviliza en favor de la familia

Internet se ha volcado en defensa de la familia del joven Enaitz Iriondo. Cientos de internautas han dejado sus mensajes en diversos foros, apoyando a sus padres y mostrando su incomprensión por la demanda del conductor. “Todo empezó con un vídeo que colgó nuestra hija en Internet”, relatan a EL PAÍS los padres de Enaitz. Un reportaje elaborado por Canal Sur puso rostro a todos los protagonistas del drama. Superó las 11.000 visitas en Youtube.En el documental se puede ver al conductor explicar por qué presentaba una tasa de alcohol en sangre (0,15) cuando la Guardia Civil le realizó el correspondiente control tras el accidente: “Estaba nervioso y le dije a alguien que me trajera un whisky con coca cola”.En la página meneame.net, una web construida por los propios usuarios, que votan las noticias, la información sobre la causa y el próximo juicio contra los padres del joven colgada en un blog alcanzó ayer la inusual cifra de 1.700 votos y superó los 123 comentarios. Casi todos iban en el mismo sentido: “No me lo puedo creer. Hay jueces que no tienen el más mínimo juicio”, se quejaba uno de ellos.”Recibimos 40 mensajes de gente de toda España desde que salió la noticia en el meneame”, cuenta la madre de Eraintz Iriondo. “Nos escribe gente que nos manda mensajes de ánimo, abogados que piden que luchemos por cambiar las leyes; incluso jueces nos escriben a veces. Todos están indignados”, detalla Rosa Trinidad, quien recibe la mayoría de los mensajes a través de la web stopaccidentes.com de la asociación homónima. Varios blogsblogosfera.En un foro sobre actuaciones policiales, la conversación se convirtió en un debate tipo CSI sobre las diligencias: “Tardaron más de hora y media en hacer la prueba de alcoholemia”.Los informes de tres peritos encargados por la familia concluyen que el conductor circulaba a más de 160 km/h en lugar de los 113 que indica el atestado del instituto armado. En el tramo en que se produjo el accidente la velocidad está limitada a 90 km/h. Estos peritos concluyen también que si la prueba de alcoholemia se le hubiera realizado a Tomás Delgado en el acto hubiese superado el límite.También se han hecho eco de la noticia y la difundieron en en el sitio web de Telecinco Esta es la información completa.

Los internautas se vuelcan con unos padres demandados por el conductor que atropelló a su hijo

Enaitz Iriondo tenía 17 años cuando murió atropellado por un coche en la localidad riojana de Haro en 2004. Iba en bicicleta cuando un Audi que circulaba a 173,90 kilómetros por hora en una carretera con límite de velocidad en 90 se lo llevó por delante. Enaitz murió, y el conductor pide ahora a sus padres 20.000 euros por los daños sufridos en su vehículo. El juicio será el 30 de enero. Los internautas se han volcado con la familia del joven a partir de la noticia publicada en http://www.turanzas.wordpress.com y recogida en Menéname.net.
Enaitz y su familia estaban de vacaciones en un camping en Haro en el verano de 2004. Según su madre, Enaitz solía ir en bicicleta. El 26 de agosto el joven regresaba al camping en bici cuando Tomás Delgado, al volante de su coche y circulando a gran velocidad, lo arrolló y lo mató.En un documental realizado por Canal Sur, el conductor explica por qué tenía una tasa de alcohol de 0,15 cuando la Guardia Civil le realizó el control de alcoholemia. Según él, tras el accidente, estaba tan nervioso que le pidió a alguien que le llevara un whisky con coca cola.El juzgado de instrucción que llevó el caso desestimó la denuncia penal, al valorar que no hubo “infracción criminal” en el comportamiento del conductor. “Nos dieron tres días de plazo para recurrir”, explicó la madre. Los padres estaban destrozados y el abogado les aconsejó que fueran por la vía civil y se olvidaran de la penal. Recibieron una indemnización de 33.000 euros de la aseguradora del coche, Winterthur Seguros, que reconoció “la existencia de un exceso de velocidad en la conducción del Sr. Delgado”, según la documentación del Tribunal.Años después del accidente, el conductor, que asegura ser un empresario industrial, ha interpuesto una demanda civil por el que solicita el pago de los desperfectos producidos en su coche por el atropello (valorados en 14.000 euros) y además pide otros 6.000 por el tiempo que ha tenido que utilizar otro coche sustituto para trabajar.Según han relatado los padres de Enaitz a http://www.turanzas.wordpress.com, al conductor le ha resultado difícil encontrar abogado para interponer la demanda y consideran “indignante que no se le haya impuesto ninguna multa, ni sanción, ni ningún tipo de castigo por lo ocurrido”. Ellos luchan por reabrir la causa penal.

El conductor asegura que “también soy una víctima en todo esto, lo del chaval no se puede arreglar, pero lo mío, sí”. Y añade que “no es que los 20.000 euros me hagan falta, pero no tengo por qué renunciar a ellos”, explica Tomás Delgado en El País, antes de culpar a “las aseguradoras” de lo ocurrido.

Anuncios