Al final Ibarra no consiguió todo lo que quería, el principal partido de la oposición no podrá vetar la política antiterrorista del Gobierno, pero si que está debe ser consensuada con la oposición, así contentamos a Ibarra y seguimos como hasta ahora todos de acuerdo menos el PP.
El PSOE modificó su programa añadiendo que “tras la ruptura del alto el fuego no hay ninguna expectativa de diálogo” con ETA. Se hace más mención al Pacto Por las Libertades y Contra el Terrorismo, reafirmando que “al Gobierno de España corresponde dirigir la lucha antiterrorista pero que para esta tarea debe contar con todos los partidos políticos democráticos”. Además de  “eliminar del ámbito de la confrontación política o electoral entre partidos democráticos las políticas para acabar con el terrorismo”.
Ibarra contento, el PSOE contento y continuamos igual.

Anuncios